Si esperabas esta semana como agua de Mayo para convertirte en el mayor experto sobre la feria de Sevilla, no sufras. Gracias a nuestra colaboradora Laura puedes prepararte para la edición de 2021 aprendiendo todo lo que necesitas saber sobre una de nuestras celebraciones más conocidas.

Ya lo decía aquella sevillana: Hay un aire diferente al llegar el mes de abril…

 Aunque nos gustaría ver la portada alumbrada, vestirnos de flamenca, beber rebujito y bailar sevillanas, toca quedarnos en casa… Pero eso no impide que te llevemos la Feria de Abril a tu casa.

¿Que no sabes de qué te estamos hablando? Sigue leyendo y descubrirás un pequeño resumen de por qué la Feria de Sevilla es sinónimo de arte, alegría, risa, amigos y buen ambiente.

 

1. La portada y El Real

El diseño de la portada tiene cada año un significado distinto y están inspiradas en un monumento o edificio de la ciudad o en conmemorar algún acontecimiento importante. Es la puerta principal del recinto ferial y se elige mediante un concurso.

Aquí puedes observar las distintas portadas de la Feria desde el 1988.

El recinto ferial, más conocido como El Real de la Feria, debe su nombre al real (moneda de 25 céntimos de pesetas, que es la moneda antigua española, que el cochero cobraba al llevar a la gente a la feria. Tiene unas 15 calles adoquinadas y las aceras están cubiertas de albero.

Por todo el recinto podemos encontrar mapas que nos ayudan a ubicarnos. Sen ellos podemos encontrar el nombre de la calle y el nombre y número de la caseta que quieres encontrar.

La portada que podría haber sido y no fue... (no estamos llorando)

La portada que podría haber sido y no fue… (no estamos llorando)

 

 

2. Casetas

El número de casetas varía dependiendo del año, pero ronda las 1000 casetas. Aunque la mayoría son privadas (de entidades, familias…), también existen unas 20 casetas aproximadamente que tienen acceso libre. Esto es un aspecto que siempre ha jugado en contra de las personas que vienen de fuera y que no conocen a nadie en Sevilla, ya que para la gran mayoría se necesitan invitaciones. Pero estad tranquilos y tranquilas… siempre podéis haceros amigos/as de un/a sevillano/a (guiño-guiño, codo-codo).

Todas ellas están numeradas y la gran mayoría tiene nombres muy ingeniosos. Si quieres saber cuáles son públicas y dónde se encuentran, además de otros muchos consejos, haz click en este post.

 

3. El alumbrao y el pescaíto

El alumbrao es uno de los momentos más simbólicos de la Feria de Abril, ya que es el inicio oficial y se lleva a cabo la medianoche del primer sábado de feria. Primero se enciende la portada y, seguidamente, los miles de farolillos que alumbran las calles del Real.

Pero antes de esto, en muchas casetas se celebra el pescaíto. ¿No sabes qué es esto? Se trata de una cena con un menú variado de pescado frito, acompañado de embutidos, queso, cerveza o rebujito. En este momento, todos los socios, familiares y amigos que se encuentran en la caseta esperan con deseo que empiece oficialmente la Feria.

 

4. Trajes de flamenca y traje de corto


El vestido típico que se ponen las niñas y mujeres es el traje de flamenca, mientras que el traje de corto es el que usan los caballistas, es decir, los hombres que montan a caballo y los que llevan los coches de caballo.

La feria no se puede concebir sin los trajes de flamenca y sin la viveza que esta tiene gracias a su colorido. Es el único traje regional de España que se renueva según la moda, pero que no olvida sus raíces, que son las batas que las campesinas y las gitanas se ponían para ir a las ferias de ganado, por eso su origen es muy humilde.

Los volantes, un mantoncillo, la flor en la cabeza, unos buenos pendientes y unos zapatos de esparto cómodos no pueden faltar como acompañamiento al traje de flamenca. El abanico también es un elemento muy importante para soportar el calor de esta época.

En cuanto a los trajes de corto, los caballistas y las amazonas se visten con chaqueta típica, chalequillo, camisa blanca, pantalón con caireles o falda y botas camperas. El traje suele ser de tonos oscuros como gris, negro o marrón, ya que soportan bien la suciedad y el polvo.

Si no quieres llevar el traje típico, saca tus mejores galas. Si eres chica, saca un vestido o una blazer y un pantalón; si eres chico, saca tu traje de chaqueta y tu corbata. ¡Y a disfrutar!

 

5. Sevillanas

Bailar las cuatro sevillanas una y otra vez es un must y si no sabes, miras a los de al lado y… ¡te las inventas! El 90% de la música es flamenquito y canciones populares, pero también ponen reggaetón versión flamenco.

Las sevillanas son un baile folclórico formado por cuatro coplas que se bailan con diferentes pasos cada una. Se dice que escuelas hay tantas como tipos de sevillanas, es decir, por lo general se siguen los mismos pasos en los mismos tiempos, pero cada persona tiene su variante. Los movimientos más significativos son los paseíllos, las pasadas, los careos y los remates, y la expresión corporal y facial son muy importantes.

Por lo general, las sevillanas se bailan en pareja, pero también se pueden bailar en grupos de un número reducido de personas.

Aquí os dejamos el nombre de algunas sevillanas muy conocidas:

  • Sueña la margarita
  • Yo soy del sur
  • Mírala cara a cara
  • La medalla
  • Me casé con un enano 

 

6. Rebujito y la calor

Feriantes novatos… ¡PRECAUCIÓN! Con la calor que hace en Sevilla, una buena jarra de rebujito entra y apetece como una botella de agua fresquita, así que te recomendamos que lo alternes con comida (pescaíto frito, tortilla de patatas, serranito…)

¿Que no sabéis cómo se hace el rebujito? Aquí te dejamos los pasos:

  • Coge una jarra de cristal
  • Echa hielo hasta llenar un poco más de la mitad aproximadamente
  • Echa media botella de manzanilla
  • Rellena el resto con refresco de lima-limón (7up, Sprite…)
  • Remueve…

… et voilà! De forma opcional, también puedes echarle unas hojitas de hierbabuena.

 

7. Farolillos

Como dicen unas sevillanas muy famosas en Sevilla… ¡un cielo de farolillos que va a alumbrando la calle!

El pintor Gustavo Bacarisas se inspiró en las lámparas chinas para la creación de los farolillos que cubren las bombillas y que, a día de hoy, siguen alumbrando y decorando las calles del Real y que tuvieron y siguen teniendo un gran impacto visual.

 

8. Coches de caballo

Para poder pasear con tu caballo o con tu coche de caballos, el ayuntamiento da una serie de matrículas a aquellos propietarios que hayan solicitado la licencia y que hayan superado diversos exámenes técnicos. Todos los caballistas y los coches de caballos tienen unos días y unas horas asignadas para poder desfilar y evitar así el colapso.

Los caballos están muy bien cuidados, hay centros veterinarios distribuidos por todo el recinto y la mayor parte del tiempo están parados a la sombra frente a las casetas.

 

9. La Calle del Infierno

Así es como se conoce tradicionalmente al parque de atracciones que hay justo al lado del Real. En ella podemos encontrar unas 400 atracciones infantiles y para mayores, tómbolas, espectáculos y diversos puestos de fotografía, comida y helados.

 

10. Buñuelos y churros con chocolate

La última parada antes de volver a casa tiene que ser un puesto de buñuelos o una churrería. Seguro que así duermes mejor y te repones para el siguiente día de feria.

 

 

Después de conocer todo esto… ¿Estás preparado/a para la Feria de Abril de Sevilla 2021?

¡Te esperamos!